Agua dulce

Contra agentes patógenos y algas flotantes

Cuando el agua presenta un enturbiamiento verdoso, los propietarios de acuarios y estanques lo tienen claro: las algas han proliferado y se adueñan del entorno de los animales y plantas. ¿Pero qué consecuencias puede tener el crecimiento de algas y cómo se puede combatir con éxito?

Si a los aficionados a los acuarios y a los estanques hay algo que les molesta, son las algas. Cuando se convierten en una plaga, también ponen en peligro la salud de los peces y las plantas. Además, las algas enturbian la contemplación de los vistosos colores de los habitantes. Las causas pueden ser muy variadas.

Los valores determinantes para un crecimiento excesivo de algas son el contenido de fosfato y el contenido de nitrato del agua. Una concentración de nitrato de a partir de 50 mg/l aumenta la propensión a las enfermedades de los peces, mientras que el fosfato estimula el crecimiento de algas ya en pequeñas cantidades. Por lo tanto, estos valores se deberían comprobar con regularidad, por ejemplo con el SERA aqua-test set. Así se puede determinar si la degradación del nitrógeno en el acuario o estanque funciona correctamente. Un indicio: si el agua ya presenta un enturbiamiento verdoso, significa que hay un exceso de nutrientes. A su vez, esto significa que el contenido de nitrato es demasiado alto. Otra posible fuente de nitrato excesivo es el agua del grifo.

Además, la calidad del alimento también tiene un papel importante. Con SERA vipan, por ejemplo, los propietarios de acuario van sobre seguro. Este alimento principal contiene una proporción equilibrada de proteínas y muchos otros nutrientes. Los peces lo digieren y aprovechan muy bien, por lo que no se crean cargas innecesarias para el agua.

También una cantidad excesiva de alimento para peces puede propiciar el crecimiento de algas. Dar de comer entre dos y tres veces al día cantidades pequeñas es totalmente suficiente. Consejo: al dar de comer a los peces, darles solo la cantidad que puedan consumir en entre dos y cinco minutos. En caso de población abundante, también resulta recomendable reducir la cantidad de peces y, por lo tanto, la carga para el agua.

Otra causa de una proliferación excesiva de algas es una iluminación incorrecta. Tanto una cantidad excesiva de luz solar como el uso de fluorescentes inadecuados en la cubierta del acuario estimulan el crecimiento de algas.

Contra las algas flotantes y para reducir claramente los agentes patógenos, parásitos y virus, le ayuda el SERA sistema UV-C de 24 W. Es un complemento ideal para el filtrado mecánico y biológico. La lámpara UV-C tiene efectos meramente físicos. Así, las molestas algas flotantes y los enturbiamientos del agua son cosa del pasado. Una particularidad del dispositivo la constituyen las conexiones que se pueden girar y que, por lo tanto, permiten conectarlo fácilmente incluso en situaciones complicadas.

Para liberar a los peces de esta molesta plaga, naturalmente los propietarios de acuarios también puede recurrir a SERA aquariaclear, que tiene efectos meramente biológicos y no contiene sustancias activas dañinas.

Así se acaba con la proliferación de algas. Los peces ornamentales viven en un entorno saludable y se vuelve a tener vista libre hacia los vistosos animales.


 

Manuales SERA

Consulte nuestros manuales detallados. Desde los primeros pasos hasta la alimentación correcta y cuestiones de salud

Manuales SERA