Agua dulce

¡Quiero ese pez!

Con sus colores brillantes, movimientos elegantes y aletas impresionantes, no es de sorprender que los niños queden embelesados por los peces. ¿Pero realmente todas las especies de peces son adecuadas para los niños?, y ¿qué se debe tener en cuenta en la compra y el transporte?

“¡Quiero ese pez!”: cuando suena esta frase, a menudo los padres no pueden decir que no. No obstante, en la elección se necesitan los conocimientos de un adulto. Al fin y al cabo, los niños deben poder disfrutar durante mucho tiempo de su animal de compañía. Por eso, hay que tener en cuenta que para los niños las especies idóneas son las que no presentan complicaciones en lo que respecta a las condiciones del agua y a la alimentación.

Los guppys y los platys, por ejemplo, son peces vivaces y pacíficos que no son muy exigentes respecto a la calidad del agua. Lo mismo se puede decir del pez gato bronce. Se trata de un pez de fondo de carácter sociable, pero que necesita una pequeña superficie con arena para poder consumir su alimento. Al realizar la compra, es imprescindible asegurarse de que los peces no presenten indicios de enfermedad, como por ejemplo ojos hinchados o pequeños puntos blancos.

Ahora, el nuevo animal de compañía solamente tiene que llegar sano y salvo al cuarto de los niños. Para que allí le esté esperando un acuario decorado de forma adecuada, SERA le ofrece prácticos consejos, como por ejemplo un vídeo que muestra los diferentes pasos del montaje y la decoración del acuario.

Para el transporte del pez lo más adecuado es una bolsa con esquinas redondeadas, para que el pez no pueda quedar atascado. Para protegerlo frente a grandes oscilaciones de temperatura, la bolsa se debería envolver con papel de periódico.

Y entonces llega el traslado al nuevo entorno. Para adaptar la temperatura, dejar flotar primero la bolsa cerrada con el pez durante 15 minutos en el agua del acuario. A continuación, abrir la bolsa y enrollar el borde superior. Después, ir dejando entrar agua del acuario a pequeñas cantidades. Así, el pez se puede acostumbrar lentamente a su nuevo hogar.


 

Manuales SERA

Consulte nuestros manuales detallados. Desde los primeros pasos hasta la alimentación correcta y cuestiones de salud

Manuales SERA