Tienen un grueso caparazón y son conocidas por su calma. Las tortugas existen desde hace más de 200 millones de años y fascinan a amantes de los animales de todas las edades. Para que la cría y los cuidados de las tortugas y de otros apasionantes reptiles funcione, SERA ofrece un programa para reptiles ideado para que todos sus productos armonicen a la perfección.

Ya se trate de tortugas moras o de tortugas marginadas, para cuidar a las tortugas terrestres jóvenes hasta que se puedan trasladar a un cercado al aire libre adecuado a la especie se puede utilizar un terrario con decoración mediterránea.

Terrario

En el SERA reptil terra biotop 60 no hay límites para una decoración a imitación de la naturaleza. Con sus medidas de 60 cm x 60 cm x 45 cm (An x Alt x F), este terrario ofrece suficiente espacio. Para facilitar el acceso y los cuidados, el terrario dispone de una puerta con dos batientes que se pueden abrir hacia delante por separado o conjuntamente.

Un cierre de seguridad especial evita las fugas, y los listones de ventilación integrados en los batientes impiden que se empañen los cristales. El suelo debería estar compuesto de una mezcla de tierra y arena.

También resulta adecuado el sustrato SERA reptil coco soil, un producto totalmente vegetal fabricado a partir de fibras de cáscara de coco prensadas.

Técnica del terrario

Puesto que las tortugas son animales ectotermos y sintetizan vitamina D3 a través de la radiación UV-B, son especialmente exigentes en cuanto a la iluminación y la temperatura ambiental. Con los productos técnicos modernos de la gama SERA reptil (SERA reptil sun heat y sun spot, SERA reptil thermo ceramic y heat cable) se pueden crear hábitats en los que las condiciones lumínicas y de temperatura se adapten a la perfección a la especie en cuestión.

Alimentación

Especialmente en el caso de las tortugas terrestres que se alimentan de forma exclusivamente herbívora, es muy importante seleccionar plantas no venenosas. Para ello resultan especialmente adecuadas las “hierbas aromáticas”, como el tomillo, el romero o la lavanda.

En libertad, los reptiles herbívoros, como la popular tortuga mora, comen plantas fibrosas con una reducida proporción de proteínas. En el terrario, normalmente se sustituyen por diferentes tipos de lechuga. Pero esto no es suficiente para proporcionar una alimentación equilibrada: una consecuencia frecuente son los síntomas carenciales.

El pienso complementario SERA reptifiber enriquece la lechuga para los animales y garantiza un suministro de nutrientes perfecto.

Con SERA a su lado, los aficionados a los terrarios, incluyendo los principiantes, ofrecen a sus tortugas un hábitat adecuado a la especie. Las necesidades de los habitantes estarán cubiertas con total seguridad.

 

Manuales SERA

Consulte nuestros manuales detallados. Desde los primeros pasos hasta la alimentación correcta y cuestiones de salud

Manuales SERA