J

Consejos para cuidar el estanque en otoño

Consejos para cuidar el estanque en otoño

El 23 de septiembre empieza oficialmente el otoño. Esto es razón suficiente para ir pensando en los cuidados del estanque en esta estación. Dependiendo de la región, a finales de septiembre pueden darse ya las primeras heladas nocturnas; en otros lugares pueden llegar considerablemente más tarde. En cualquier caso es razonable planificar ya, con toda la calma, medidas para hacer frente a las temperaturas frías y sentar así una buena base para la temporada de estanque del próximo año.

Hemos reunido algunos consejos para el cuidado del estanque en otoño.

Consejo otoñal n.° 1: Quitar las hojas

Como es sabido, en otoño las hojas cambian de color y se caen de los árboles. Por desgracia, a menudo acaban en el estanque, lo que puede poner en peligro la calidad del agua si se hunden al fondo y allí se descomponen. Para evitarlo, deberían retirarse las hojas regularmente con ayuda de un buitrón para estanque. Como medida preventiva también se puede colocar una red sobre el estanque para evitar que las hojas puedan caer dentro de él.

Haga clic aquí para acceder al sera pond buitrón para hojas, el práctico ayudante en otoño:
www.sera.de/es/producto/estanque-de-jardin/sera-pond-pond-buitron-para-hojas/

Consejo otoñal n.° 2: Eliminar el lodo del estanque

En todo estanque de jardín, al cabo de cierto tiempo se acumulan lodos compuestos de material orgánico, como restos muertos de plantas, hojas y excrementos de peces. Si se acumulan demasiados lodos en el fondo del estanque, pueden crearse zonas de podredumbre que pueden llegar a mermar la calidad del agua. Especialmente en otoño, con sus numerosas hojas, y también pensando en la preparación para el invierno, se debería controlar periódicamente el fondo del estanque y, en caso necesario, retirar la capa de lodo. Para ello, en las tiendas especializadas están disponibles aspiradores de fondo especiales.

Consejo otoñal n.° 3: Recortar las plantas

En otoño se deberían recortar o aclarar las plantas del estanque y de su alrededor para que las partes muertas no puedan caerse en el agua y pudrirse en el fondo del estanque. Las plantas de la orilla, como las cañas, pueden dejarse tranquilamente a 20 cm. Así el estanque se mantiene más tiempo sin hielo y se ventila mejor. A las plantas sensibles a las heladas se les debería encontrar un lugar adecuado para pasar el invierno en cuanto las temperaturas disminuyan claramente.

Consejo otoñal n.° 4: Limpiar la técnica del estanque y guardarla a resguardo de las heladas

A finales de otoño o a más tardar antes de la primera helada, se deberían limpiar los equipos técnicos como las bombas y los filtros, que la mayoría de las veces no resisten las heladas, y se debería comprobar si presentan daños. A continuación se deberían almacenar en un lugar que esté libre de heladas también en invierno. La bomba se debería guardar en un recipiente con agua del estanque para que las juntas no se vuelvan porosas.

Consejo otoñal n.° 5: Acondicionamiento de los peces de estanque

Para los peces de estanque, el otoño significa la última oportunidad de almacenar reservas para el descanso invernal. Con la bajada y las frecuentes oscilaciones de temperaturas del agua en otoño se reduce la actividad y la tasa de digestión de los peces. Como transición al invierno se recomienda por tanto una alimentación fácil de digerir, rica en proteínas y vitaminas y con una elevada proporción de ácidos grasos esenciales. Así los peces pueden acumular suficientes reservas para resistir el invierno con seguridad e iniciar la nueva temporada en primavera sanos y fuertes. Cuando la temperatura del agua es baja, los hidratos de carbono se aprovechan de forma mucho más deficiente, por lo que su proporción en el alimento debería ser correspondientemente menor. Un alimento adecuado es, por ejemplo, el sera Koi Professional alimento para primavera/otoño.

Búsqueda de tiendas
l